¿Quieres conocer alguna de las parafilias más comunes?

Alguna vez hemos hablado de que la libertad en la práctica sexual tan solo tiene su límite en aquello que no toleremos. Siempre que dos personas estén de acuerdo en practicar cualquier opción sexual, por extraña que parezca, será perfectamente saludable y gratificante para ambos.

Existen muchas preferencias que por su escasez de adeptos nos llaman más la atención e incluso muchas de las actitudes que algunas  personas consideran normales también pueden convertirse en una parafilia si son la única manera de conseguir el deseo.

Las parafilias, representan patrones de comportamiento sexual en el que la fuente principal del placer, no se encuentra en las relaciones sexuales o en llegar al coito, si no en otra cosa o actividad que lo acompaña.

¿Tienes curiosidad por conocer alguna de ellas? Aquí te las mostramos:

  • Retifismo: Atracción fetichista hacia los zapatos, más común en hombres que en mujeres.
  • Amomaxia: Solo se consigue la excitación realizando el acto en el interior de un vehículo.
  • Normofilia: Personas que solo llegan al orgasmo a través de lo que se considera una relación tradicional.
  • Latronudia:  Sienten deseo simplemente por el hecho de desnudarse delante de un médico.
  • Sexomnia: Personas que realizan actividades sexuales mientras duermen y no son conscientes de ello.
  • Autonepiofilia: Quienes la padecen tienen la necesidad de vestirse con ropas de bebe y tan solo el hecho de llevar un pañal les excita.
  • Formicofilia:  Obtienen placer sexual mediante el contacto directo de animales pequeños en zonas erógenas, pero sin contacto sexual a diferencia de la zoofilia.
  • Somnofilia:  Individuos que obtienen excitación solo con personas dormidas.
  • Ursusagalamatofilia: Les gusta realizar sexo con personas disfrazadas de animales.
  • Parcialismo: Interés sexual  por una parte especifica del cuerpo que excita más incluso que las habituales zonas erógenas.
  • Clismafilia: Consiste en obtener placer sexual introduciéndose líquidos en el ano.
  • Triolismo: Obtienen placer sexual observando a sus parejas teniendo relaciones sexuales con otras personas.
  • Clastomanía: Excitación al arrancar y romper la ropa interior de la pareja.
  • Electrofilia: Necesitan recibir pequeñas descargas eléctricas para conseguir la excitación.
  • Merintofilia: Solo llegan al orgasmo cuando están atados.
  • Pigofilia: Su única zona erógena son las nalgas.

Como ves existen cientos de nomenclaturas para todos y cada uno de los gustos o preferencias sexuales que existen hoy en día. Pero las personas que las posean solo tendrán un problema patológico si no consiguen la excitación de otro modo, si se convierte en una obsesión o si atraviesan la libertad de otro individuo para realizarlas.

Y recuerda, en tus relaciones sexuales no olvides nunca el preservativo. ¡Ponte ON!

  • Permalink Gallery

    Preguntas más frecuentes que se hacen las mujeres sobre el sexo y sus respuestas.

Preguntas más frecuentes que se hacen las mujeres sobre el sexo y sus respuestas.

Durante décadas, la sexualidad femenina era un tema tabú sobre el que no se prestaba demasiada atención. Las mujeres no se interesaban sobre los temas sexuales o simulaban no hacerlo y el desconocimiento hacía que disfrutar de un buen sexo para ellas fuese algo complicado. Afortunadamente, su  incorporación mayoritaria al mundo laboral, sumado a la independencia que ello conlleva, ha hecho que su interés sobre el sexo haya aumentado y las preguntas surgen con ansia de respuesta. De este modo disfrutar de una relación sexual plena se convierte en algo factible, puesto que la información mejora su calidad.

¿Pero cuáles son las preguntas más frecuentes que se realizan las mujeres? Os las exponemos a continuación con las respuestas adecuadas:

  • ¿Cómo hacer que mi pareja disfrute al máximo? La naturalidad y la falta de inhibición son las claves para ellos. Demostrarles en cada momento lo que te gusta y lo que no, sin tabúes, es lo más importante. Y sobre todo, disfruta y házselo saber, no te reprimas.
  • ¿Cómo le digo que me gusta el cunnilingus? Comienza insinuándoselo y si no se da por aludido exprésaselo abiertamente. En el caso de que él no esté dispuesto, podréis llegar a un acuerdo que os satisfaga a ambos. Comunicación e innovación es la clave.
  • ¿Podré disfrutar de mi pareja si me gustan los vibradores? Ninguna práctica es excluyente. Practicar en solitario nos ayuda a conocernos mejor y esa experiencia podemos trasladarla a las relaciones conjuntas muy satisfactoriamente, porque sabremos expresar exactamente lo que nos gusta.
  • ¿Puedo quedar embarazada si estoy con la regla? Sin lugar a dudas . Siempre que exista penetración, existe la posibilidad de producirse un embarazo. Las leyes exactas no existen en la naturaleza y pueden existir óvulos maduros durante la menstruación, así como los espermatozoides durar más de lo habitual y seguir activos tras ella. Nunca te fíes.
  • Si vomito mientras tomo la píldora, ¿me hará efecto? Si no ha pasado suficiente tiempo desde la toma, podrías eliminar la pastilla y sus efectos serán como si no la hubieras tomado. Así que no dudes en seguir el tratamiento y complementarlo con el preservativo hasta la siguiente regla.
  • ¿Por qué me duele cuando me acaricia el clítoris? Todos tendemos a pensar que a los demás les gusta lo mismo que a nosotros. Los hombres necesitan de movimientos más enérgicos para estimularse. Tan solo hay que hacerles saber que vuestra fisionomía es distinta y que necesitáis de mayor suavidad para conseguirlo. Explícale exactamente como te gusta y así no habrá problema.
  • ¿Cómo conseguir un orgasmo vaginal? Esto es un mito como tantos otros en el sexo. Orgasmo solo hay uno, que se consigue con la estimulación del clítoris. Luego dependerá de cada una como lo sienta pero no se puede diferenciar entre vaginal o clitórico, fisiológicamente no existe diferencia.

Como veis, tanto para ellas para conseguir eliminar dudas frecuentes, como para ellos saber qué es lo que inquieta al sexo opuesto, estas preguntas os ayudaran a ambos a conoceros.

No dudéis nunca en informaros ante cualquier duda que surja. Y sobre todo, la importancia de la comunicación con tu pareja es el paso fundamental para disfrutar de unas excelentes experiencias.

Y recuerda, usa preservativo, ¡ponte ON!

Dudas de los más jóvenes frente a la sexualidad

Pese a lo desinhibidos que parecen los jóvenes, lo cierto es que las dudas sobre sexualidad no suelen mostrarlas abiertamente. Esta situación lleva en ocasiones a actitudes que pueden no ser favorables.

Un estudio sobre estas cuestiones demostró que, por ejemplo, muchos adolescentes no saben cómo negarse a una relación cuando una de las dos partes no quiere usar  un preservativo, o  algunos otros que creen que el sexo oral o anal no tiene los mismos riesgos que el sexo vaginal.

Se sabe que en esta etapa, la sexualidad cobra un papel de vital importancia para ellos, pero la falta de información y la reserva que presentan para hablar abiertamente de estos temas hace que no lo practiquen con la debida seguridad y por lo tanto corran riesgos innecesarios.

Por ello creemos que resolver algunas de las dudas que se plantean más frecuentemente puede ayudar a disfrutar de una sexualidad plena, responsable y satisfactoria.

  • ¿La primera vez duele? Si se accede a ella con información suficiente y sin temor, el dolor no aparece. El vaginismo es un problema de carácter nervioso que presenta la mujer cuando accede a las relaciones con miedos. En estos casos se produce una contracción involuntaria de la vagina que dificulta e impide la penetración, y si esta se produce es dolorosa. Por tanto el problema no es por ser la primera vez sino por enfrentarse a ella con desconocimiento y temor.
  • ¿Es cierto que la primera vez no se puede quedar embarazada? Eso es completamente falso. Siempre que exista penetración sin protección existe riesgo de embarazo. Da lo mismo que sea la primera que la última.
  • ¿Se puede hacer el amor durante la menstruación? No existen problemas fisiológicos que lo desaconsejen. Tan solo depende de las preferencias higiénicas de los individuos que lo practiquen.
  • ¿Es cierto que el sexo oral o anal es seguro? Muchos jóvenes tienen la creencia que al ser prácticas que no generan embarazos son prácticas seguras y que no requieren del uso del preservativo. Lo que no perciben es que al ser orificios cubiertos por mucosa las enfermedades de transmisión sexual son igualmente transmisibles y que por tanto es necesario el uso de métodos de barrera para evitarlas.
  • ¿Cómo puedo saber si estoy preparado? Lo primero que hay que plantearse es si realmente se quiere. Parece una pregunta absurda pero la realidad es que, si existen dudas al respecto, es seguro que no ha llegado el momento. Tan solo cuando exista una completa autonomía en la decisión y total seguridad al respecto será cuando se esté realmente preparado.

Lo más importante es la información y el conocimiento. Resolver todas las dudas antes de practicar. Y sobre todo, no dejarse influir por nadie para tomar las decisiones que cada uno considere. El sexo es una práctica maravillosa y estas primeras experiencias formaran la base de las relaciones futuras, así que es de vital importancia enfrentarse a ellas con conocimiento y seguridad.

Y una vez alcanzado este punto, disfrutar y  sobre todo, ¡ponte ON!

 

Las ocho preguntas sobre sexo más frecuentes en Google

En la actualidad, disponer de una herramienta como internet para realizar cualquier consulta, hace fácil la búsqueda de todo tipo de  información. Todos tenemos al alcance de la mano una fuente increíblemente variada de conocimientos y recurrimos a ella cada vez que queremos buscar una respuesta a nuestras preocupaciones o dudas.

No siempre se encuentra lo que se busca, ni es real toda la información que aparece, es importante tenerlo en cuenta, pero aun así todos en algún momento lo hemos utilizado.

El sexo es una de las más importantes preocupaciones del ser humano y por tanto son muchas las personas que recurren a internet para encontrar respuestas.  Según uno de los buscadores más utilizados, estas que os contamos son las preguntas más buscadas en el último año en cuanto a sexo. Dos de ellas ya las hemos tratado en nuestra página en artículos anteriores.

  • ¿Dónde está el punto G? Si quieres conocer la respuesta busca en nuestro blog el artículo que hicimos con el mismo nombre. ¡Aquí puedes leerlo!
  • ¿Cómo hacer que una mujer llegue al orgasmo? Descúbrelo en nuestro post “5 trucos para que una mujer llegue al orgasmo”
  • ¿Cómo quitar el herpes? El herpes genital no se puede curar. Los antivirales reducen el dolor y la molestia de cada brote. Mantener una vida sana y protegerse de las inclemencias extremas los previenen. Y sobre todo la utilización de preservativos en las relaciones es fundamental para evitar que se propague.
  • ¿Cómo deshacerse de las verrugas genitales? Son llamadas científicamente condilomas, y causadas por el virus de papiloma humano. La solución pasa por acudir al médico y recibir el tratamiento adecuado. Son muy contagiosas y especialmente para las mujeres peligrosas (pueden causar cáncer de cuello de útero). Usa siempre métodos de barrera en tus relaciones.
  • ¿Qué es la gonorrea? Es una enfermedad infecciosa de transmisión sexual en la que se inflaman las vías urinarias y los genitales. Se trata con antibióticos y se previene con el uso de preservativos en las relaciones sexuales.
  • ¿Cómo agrandar el pene manualmente? ¡Olvídalo! Encontrarás multitud de páginas para conseguirlo y quizás lo logres momentáneamente pues el pene es un musculo y como tal es moldeable pero a corto plazo todo volverá a su origen.
  • ¿Cómo se mide el pene? Siempre se realiza con el pene erecto, colocando una regla en un lateral apoyada en el abdomen y midiendo la distancia hasta la punta
  • ¿Cuántos años debes tener para comprar condones? La edad de consentimiento sexual en España está en los 14 años, pero no existe normativa en cuanto a la venta de preservativos. Dependerá de cada profesional permitir la venta o no a edades inferiores.

Lo que recomendamos en todo caso es solicitar siempre la ayuda de un profesional en cuanto a temas sexuales se refiere. Está bien disponer de una herramienta de respuesta inmediata pero no te conformes con la información que aparezca porque desgraciadamente no siempre es fiable. Y como ves, eso sí es real, la prevención es importantísima.

Cuídate siempre, ¡ponte ON!

 

Cinco trucos para que una mujer llegue al orgasmo

Es seguro que te ha ocurrido, que en las relaciones sexuales, ciertas herramientas que has utilizado con determinadas personas a las que les han encantado no han funcionado de la misma manera con otras.

A cada ser humano le gustan cosas diferentes, tiene sensibilidades diferentes e incluso las cosas que le agradan en un momento determinado, no tienen porque apetecerle en otro, según el estado anímico del momento.

Pero lo que sí es común, normalmente, a todas las parejas es querer conseguir que la otra persona llegue al clímax y disfrute al máximo de la relación sexual. Desgraciadamente, según los últimos estudios,  4 de cada 10 mujeres no alcanzan el orgasmo en sus relaciones. Entonces, ¿Cómo saber qué hacer en cada momento para que esto no ocurra?

No existen pautas especificas, puesto que como hemos explicado cada mujer es un universo distinto, pero sí unas reglas generales a cumplir para que el objetivo sea más fácilmente alcanzable.

  • Conversación: Es fundamental hablar previamente de los gustos personales. La experiencia con la pareja y las conversaciones abiertas sobre este tema, te ayudaran a conocer los gustos específicos de tu pareja.
  • Uso adecuado de la lengua: Los hombres disfrutan mucho del juego oral, pero a veces suelen ser agresivos. Fíjate en como lo hace ella y te dará las pautas sobre sus gustos. Normalmente será un inicio tranquilo, de roce, sensual, para ir aumentando el ritmo sin prisa conforme crece su excitación.
  • Déjala decidir: Dado que la consecución del orgasmo femenino es, por regla general, más elaborado que el masculino, debes dejarla a ella tomar las decisiones sobre lo que quiere, cuando lo quiere y como lo quiere en cada momento. Ese poder hará que aumente su libido.
  • Tómate tiempo. Las mujeres dan preferencia al proceso, al camino, a explorar y experimentar. Si ven que aceleras el ritmo bajará su excitación. Deben pensar en todo momento que la relación lleva su ritmo, el que ellas necesitan. No hay prisa, disfruta con ellas.
  • Ayúdate: Si en algún momento crees que no puedes llevar su ritmo, ayúdate con juguetes sexuales, pero siempre antes de conseguir tu clímax. Necesitan tu excitación para conseguirlo y si ven que ya has alcanzado el orgasmo, la suya se frenará. Ten calma, todo llega.

Como ves, las pautas generales se basan en acoplar el ritmo de tus necesidades a las de ellas. Y dado que es más fácil que los hombres ajusten el suyo al femenino, no lo dudes, esperar y disfrutar de la espera junto a ellas te hará conseguir el éxito. Eso sí, no se trata de llegar al orgasmo simultaneo, no te equivoques, sino conseguir disfrutar de la deliciosa complejidad del suyo antes que el tuyo.

Así que disfruta, espera, diviértete y sobre todo ponte ON!

 

Año Nuevo, sexo renovado

Comenzamos un año lleno de propósitos. ¿Quién no lo hace? Todos pensamos en positivo, en todo aquello que queremos conseguir el año que entra. Objetivos personales, profesionales, materiales,….

Y entre todas las cosas a mejorar, por qué no proponerse renovar el deseo en la pareja? La rutina es la peor enemiga de las relaciones sexuales. Pero con un poco de esfuerzo conseguirás que tus relaciones se mantengan como el primer día. ¿Quieres intentarlo? Te daremos unos consejos para conseguirlo:

  • Busca un tiempo para la pareja cada día. Disponer de un momento de intimidad para disfrutar uno del otro, lo cual no quiere decir que obligatoriamente tenga que haber sexo. El “ahora toca” no favorece las relaciones. Si surge, perfecto, sino, disfruta de un abrazo, una siesta compartida, un masaje relajante, cualquier cosa en la que el contacto y las emociones primen sobre el resto.
  • Prepara el momento: Utiliza todos tus sentidos para hacer que ese espacio personal alimente el alma. Un buen aperitivo, una fragancia nueva, una decoración distinta, hará que parezca cada día un momento diferente.
  • La importancia de la piel. Acaricia sin descanso, toca, roza, Mantén durante el día el contacto con su piel todo lo que puedas. Tiene una explicación hormonal, las caricias favorecen la liberación de oxitocina, que está íntimamente relacionada con los vínculos afectivos.
  • Explora lo desconocido. Prueba cosas nuevas. Habla con tu pareja de sexo, no te limites a practicarlo. De esta manera conocerás deseos ocultos y novedosos. Todo aquello que le gusta, que sensaciones le produce y lo que debes evitar. Y practica después, ensayo, acierto y error, es lo que nos hace aprender y mejorar.
  • Cuídate. Por ti mismo y porque la seguridad que te proporciona hará que te sientas mas deseado y por tanto, más motivado sexualmente. Un buen aspecto físico nos beneficia tanto a nosotros mismos como a nuestra pareja.
  • Miraos a los ojos. Durante el acto sexual tiene efectos sorprendentes. Disfrutar al observar el placer de la pareja, tiene un efecto erotizante que aumentara tu deseo. Os hará olvidaros de todo y solo os centraréis en el momento.
  • Juega: No te tomes el sexo como algo serio. Disfruta de accesorios, de juegos sexuales, de prácticas novedosas. El objetivo recuerda, no debe ser el orgasmo sino divertirse en el proceso.
  • Aprovecha el momento: No os marquéis plazos. Hazlo en el momento oportuno, con el deseo al máximo. Es preferible no hacerlo a obligarse porque “toca”. Hazlo en el lugar que surja, y cuando ambos estéis preparados. Busca, seduce y consigue que cualquier instante sea el adecuado.

Lo que está claro es que ni en el sexo ni en la vida se consiguen las cosas sin esfuerzo. Lo bueno no suele llegar caído del cielo y por tanto no basta con proponerlo, hay que trabajar para conseguirlo.  No cuentes los días, haz que tus días cuenten. Porque como dijo alguien una vez “algunas personas quieren que algo ocurra, otras sueñan con que pasará, y otras hacen que suceda”.  ¿Quién quieres ser tú?

Busca tu objetivo!  Ponte ON!

Ocho motivos por los que puede producirse dolor en las relaciones sexuales

El dolor durante las relaciones es un tema bastante más frecuente de lo que pensamos. Según un estudio de una asociación de ginecólogos y obstetras de Estados Unidos, 3 de cada 4 mujeres lo han sufrido alguna vez.

El dolor puede presentarse de forma puntual y esporádica o tratarse de una patología más permanente. Es realmente esta última la que perjudica las relaciones de pareja. En algunos casos la mujer no lo comunica al hombre por no defraudarlo y se convierte en un lastre.

En cualquier caso lo mejor es hablar de los problemas abiertamente y entre ambos intentar encontrar una solución, que dependerá del origen que lo causa. Y sobre todo acudir a un especialista que encontrara la mejor opción para recuperar nuestra salud sexual.

Pero para que te vayas orientando,  te contamos cuales son los principales problemas que os podéis encontrar:

Sequedad vaginal: Normalmente se produce en etapas maduras en la mujer por desequilibrios hormonales, aunque puede ocurrir también en edades más tempranas. Este problema tiene fácil solución, pues existen en la farmacia gran cantidad de geles lubricantes que facilitan las relaciones.

Problemas en la piel: La delicada piel de la vulva altera muy fácilmente su pH cuando entra en contacto frecuente con geles irritantes. Es una zona muy sensible y deberías utilizar cremas para regularlo y jabones con un pH adecuado. Las pequeñas heridas que se producen durante las relaciones, también pueden causar molestias, pero en todo caso estas serán pasajeras. Si continúan en el tiempo deberás consultar a un especialista.

Vaginitis: Se trata de una inflamación por infección producida por hongos o bacterias que produce molestias no solo durante el coito, sino que genera mucho flujo y ardor vaginal. Requiere tratamiento farmacológico.

Vaginismo: Es una de las mas numerosas causas del dolor  y consiste en la contracción involuntaria de los músculos vaginales, lo que dificulta la penetración. Requiere tratamiento ginecológico.

Alergia al látex: Se producen picores, incluso eccemas, tras el contacto con este material. Es de fácil solución pues existen productos hipoalergénicos de gran calidad que sustituyen a los convencionales. Nuestro producto especial HYDRO’S sería el indicado en estos casos.

Problemas psicológicos: En ocasiones las tensiones de la vida diaria o la situación anímica desfavorable impide la relajación necesaria para mantener relaciones. Esta tensión se transmite a los músculos vaginales produciendo tensión y con ella dolor. El tratamiento psicológico ayudado por geles lubricantes podría ser la solución.

Uso de ciertos medicamentos: Existen medicamentos para la mujer que producen una bajada de la libido, así como otros que alteran la flora vaginal produciendo sequedad. Una consulta con tu medico te ayudara a descubrirlos y te dará opciones para contrarrestarlos.

El tamaño y la forma: En muchos casos la relación entre el pene y la vagina es tan dispar que produce molestias o en los casos más graves dolor intenso. Es quizás el trastorno con más difícil solución, pero la consulta con un sexólogo podrá orientaros sobre técnicas para disfrutar del sexo acordes con vuestra fisiología.

Existen más factores que pueden producir dolor, pero estos son los más comunes. Y como ves, la intervención de un especialista es en muchos casos imprescindible. Así que no lo dejes pasar. No pierdas tiempo, ponte a ello y ¡Ponte ON!

 

 

Salud sexual, derechos fundamentales.

¿Sabías que existe una declaración universal de derechos sexuales?

La importancia de la sexualidad en el ser humano en cuanto a su desarrollo personal ha llevado a redactar una serie de derechos que si se respetasen en todas las sociedades e independientemente de la cultura que se procese, garantizarían que todos los individuos disfrutasen de una sexualidad plena, sana y con garantías.

De todos es sabido la importancia de la sexualidad en cuanto al desarrollo del individuo, individual, interpersonal, social, emocional….

Por ello, en el XIII congreso Mundial de Sexología realizado en 1997 en Valencia, se redactaron estos derechos por parte de los mejores especialistas sexuales en todos los ámbitos. Y son los siguientes:

  • Derecho a la libertad sexual: Que todo el mundo tenga la posibilidad de ejercitar su orientación libremente.
  • Derecho a la autonomía sexual, integridad sexual y seguridad del cuerpo sexual: Poder tomar decisiones en materia sexual de forma autónomo sin depender de agentes externos como leyes, cultura o costumbres mutilantes.
  • Derecho a la privacidad sexual: Poder expresar nuestras preferencias sexuales en la intimidad con libertad que no con libertinaje.
  • Derecho a la equidad sexual: No se puede discriminar a nadie por razones de sexo, raza, religión, orientación, edad o discapacidad.
  • Derecho al placer sexual: Placer de todo tipo, incluyendo el autoerotismo.
  • Derecho a la expresión sexual emocional: Todo individuo debe poder su sexualidad con total libertad.
  • Derecho a la libre asociación sexual: Poder decidir con libertad de qué modo asociarnos sexualmente, matrimonio, divorcio o cualquier otro tipo de asociación.
  • Derecho a tomar decisiones reproductivas libres y responsables: Que cada ser humano sea libre de decidir su descendencia, con ayuda si lo requiere de cualquier método de regulación de fertilidad y con facilidad de acceso a los mismos.
  • Derecho a la información basada en el conocimiento científico: Que cualquier ser humano pueda disponer con facilidad de información sexual fiable y con garantías científicas.
  • Derecho a la educación sexual comprensiva: Que todas las instituciones se involucren en proporcionar una educación sexual basada en estos derechos.
  • Derecho a la atención clínica de la salud sexual: Que en todas las sociedades se disponga de una atención clínica de calidad y accesible para todos.

Viviendo en una sociedad civilizada y desarrollada es fácil creer que el cumplimiento de estos derechos es de una lógica aplastante. Pero si incluso en culturas como la nuestra existen problemas en cuanto al cumplimiento de algunos de ellos, imagina la dificultad que conlleva en países y culturas menos desarrolladas. Es fundamental que trabajemos entre todos para conseguir una salud sexual basada en estos derechos pues es indispensable para el pleno desarrollo de cualquier individuo en cualquier parte del mundo.

Trabaja en ello, ponte ON!

Sexo Oral: Errores Comunes

La práctica de sexo oral es algo que por lo general gusta tanto a hombres como a mujeres, sobre todo si se trata de recibirlo. A la hora de darlo pueden existir casos a los que no le resulte tan gratificante.  Las estadísticas en España demuestran que no es una práctica tan popular como podríamos pensar. Alrededor de 4 de cada 10 españoles no ha disfrutado nunca de sexo oral. El miedo al rechazo, a no saber realizarlo o las dudas sobre el grado de higiene íntima de nuestra pareja hacen que muchas personas eviten disfrutar de ese placer.

Todos sabemos lo que nos gusta pero es más complicado acertar en lo  que nuestra pareja prefiere. En estos casos y según estudios realizados, la satisfacción recibida es siempre mayor entre las parejas estables puesto que cada uno conoce mejor los gustos del otro.

En cuanto a los errores que se cometen a la hora de proporcionarlo, varían un poco dependiendo del sexo, pero podemos darte unas pautas generales para orientarte sobre los gustos de cada uno:

  • Tiempo: a las mujeres les gusta recibir previamente masajes, besos y caricias antes de llegar al sexo oral. Ir antes de tiempo a este momento hace que lo reciban más fríamente y con menos excitación. Los hombres, sin embargo, no le ponen pegas al momento de recibirlo, pero queda claro que cuanto antes se realice más tiempo llevará hacerle llegar al clímax.
  • Delicadeza: hay que tratar la zona con delicadeza y según muchas mujeres los hombres lo hacen más bruscamente. Los hombres también necesitan algo de estimulación previa y mucha delicadeza si no se quiere acabar antes de tiempo
  • Silencio: Las mujeres, por lo general, suelen disfrutar de este momento en silencio. Hablar les quita concentración. Con gestos y miradas les basta para transmitir su placer a la pareja. Los hombres en cambio, pueden expresarse en ese momento puesto que su excitación no requiere de la misma concentración que el sexo contrario.
  • Ritmo: Es recomendable variar el ritmo y la intensidad para sorprender al otro con sensaciones inesperadas, pero nunca parar en seco cuando el que lo recibe llega al punto de no retorno, tanto en hombres como en mujeres.
  • Usar los labios: Las mujeres suelen utilizar más los labios y los hombres más la lengua. Para ambos, combinar los dos, produce distintas sensaciones que olvidamos utilizar en muchas ocasiones.
  • Expresar lo que nos gusta y no nos gusta en cada momento hace que nuestra pareja pueda aprender a proporcionarnos más placer en la siguiente ocasión.

Si entiendes y practicas estas sencillas normas, el sexo oral se convierte en una fantástica y gratificante experiencia para enriquecer nuestras relaciones. Tanto si lo utilizas como estimulante como si es el fin de la experiencia sexual, practícalo sin tabúes y recuerda, ¡Ponte ON! 

Riesgos de la abstinencia sexual

Todos sabemos de los beneficios tanto físicos como mentales de la práctica regular de relaciones sexuales. Es obvio hablar de las mejoras que produce tanto en nuestro organismo como en nuestro bienestar psíquico mantener relaciones sexuales de forma periódica. Según estudios realizados tener relaciones al menos tres veces por semana ayuda a las personas a mejorar su apariencia física reduciéndola en al menos 12 años.

A nivel cardiovascular, practicar sexo regularmente, al ser un ejercicio aeróbico, mejora notablemente la salud física, y reduce el riesgo de infarto.

Pero lo que no es tan conocido son los últimos estudios sobre la abstinencia sexual  y los riesgos físicos y psicológicos que esta práctica conlleva.

Para muchas personas la abstinencia se encuentra entre sus conductas de vida, es decir, deciden libremente mantenerla por distintos motivos como pueden ser religiosos, educacionales, personales, etc.

Para otras sin embargo, son las circunstancias las que les obligan a mantenerla no decisiones propias. Como  pueden ser enfermedades o la soledad, siendo estas opciones impuestas las que más perjuicios arrastran sobre todo a nivel psicológico.

En cualquiera de los casos la abstinencia amplifica a nivel psíquico cualquier carencia que posea el individuo que la practique. La depresión, la inseguridad, la ansiedad  y cualquier rasgo negativo de la personalidad se ven claramente magnificados ante la ausencia de sexo. Siempre dependiendo de si es una abstinencia forzosa o voluntaria, ya que según de cuál de ellas se trate, el grado de perjuicio varía notablemente.

También se reflejan diferencias entre las consecuencias de la abstinencia dependiendo del sexo del individuo:

  • En los hombres provoca miedos a no tener erecciones productivas, lo que produce que eviten practicarlas posteriormente por miedo al fracaso. A nivel físico además, hay estudios que demuestran que no tener al menos 5 eyaculaciones por semana aumenta el riesgo de padecer cáncer de próstata.
  • Mientras que a las mujeres la abstinencia les hace creer que van olvidando sus talentos eróticos y sus armas de seducción, lo que les merma la confianza a la hora de intentar conseguirlas.  A su vez, a nivel físico, después de un periodo prolongado de inactividad sexual podrían presentar dificultades en la  lubricación y padecer por ello molestias en sus relaciones futuras.

Así que ya sabes, mientras dependa de ti, no hay nada en el sexo perjudicial sino al contrario, es la abstinencia la que no aporta. Aprovéchate de sus múltiples ventajas  y practica regularmente.

Y recuerda, en tus relaciones sexuales ¡¡Ponte ON!!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR